Desencalado

Antes de comenzar el desencalado de toda la obra se hicieron pequeñas catas para valorar el estado de conservación de la pintura mural y la superficie que esta podría ocupar bajo los morteros a la vista.

Se comprobó ya en ese momento que la eliminación de cal sería muy complicada debido al estado de conservación de las capas más antiguas de pintura mural. Para todo el proceso se usaron bisturís con pequeñas cuchillas, realizando toda esta fase de manera mecánica y sin ayuda de ningún químico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *